¿Cuántas veces nos ocurre, sobre todo cuando estamos en el trabajo, encontrarnos en entornos totalmente desprovistos de electricidad? Con el desarrollo tecnológico moderno esta posibilidad es prácticamente impensable, aunque, en presencia de una fuente de energía eléctrica, el riesgo de ser electrocutado siempre está al acecho. Esta desagradable y dolorosa eventualidad, cuando está presente en el lugar de trabajo, se llama riesgo eléctrico: un peligro que puede variar en cuanto a su entidad, pero que está más o menos presente en la mayoría de los lugares de trabajo.

.

¿Cómo protegerse del riesgo eléctrico?

Es aconsejable, y en muchos casos obligatorio, llevar una protección adecuada cuando se está expuesto sistemáticamente a riesgos eléctricos, por lo que los uniformes de muchos profesionales suelen incluir calzado EPI con certificación ESD (electrostatic discharge) o antiestática.

Estas designaciones, que indican la capacidad del dispositivo para proteger contra los riesgos eléctricos, difieren entre sí en un detalle muy significativo:

  • Antiestático (A) significa que el EPI tiene la propiedad de dispersar las cargas electrostáticas impidiendo que se acumulen en la superficie del propio zapato, evitando así la transferencia repentina de electricidad desde un objeto cargado eléctricamente al cuerpo del operario: en otras palabras, evita que el operario reciba una descarga al entrar en contacto con objetos cargados eléctricamente.
  • ESD, en cambio, significa que el EPI, en este caso el calzado, descarga constantemente energía al suelo, protegiendo no sólo al operario sino también a la maquinaria que utiliza y con la que entra en contacto. De hecho, algunos aparatos electrónicos corren el riesgo de dañarse si no se toman las medidas de prevención adecuadas, ya que son sensibles a la electricidad hasta el punto de romperse por las descargas electrostáticas.

Por tanto, un dispositivo ESD está diseñado para proteger tanto a la persona que lo lleva como a la maquinaria utilizada, mientras que un accesorio con marcado A sólo puede proteger al operario.

Hablando de calzado, los antiestáticos tienen una resistencia eléctrica que va de 100 KiloOhm a 100 MegaOhm, mientras que los ESD tienen un rango de 100 KiloOhm a 35 MegaOhm.

Hay que tener en cuenta que el calzado ESD también es antiestático, mientras que el calzado antiestático no siempre es también ESD.

.

La innovación del zapato de trabajo ESD

Actualización de la línea esterilizable Reposa

El riesgo eléctrico, aunque en diferente medida, es un peligro transversal presente en muchos lugares de trabajo, porque las cargas electrostáticas no se generan sólo en presencia de una fuente de energía. La forma más fácil de generar electricidad es a través del roce de dos materiales: basta con desenrollar o manipular materiales plásticos como el PVC para crear una acumulación de cargas electrostáticas capaz de generar una descarga, o bien caminar sobre suelos sintéticos con zapatos sintéticos en los pies, como la mayoría de las suelas de los zapatos.

Max certificado ESD: CERT ESD _ 2020_3541

.

¿Qué valor añadido tiene la EDS en este caso?

El calzado ESD se diferencia del calzado antiestático más común por su capacidad de disipación, que descarga constantemente las cargas eléctricas al suelo, evitando que se acumulen.

Para dar esta propiedad a los zuecos Reposa, se ha diseñado un tapón de goma de alta tecnología que se inserta en la suela. Las ventajas y mejoras:

  • Resistencia en el tiempo: si las propiedades antiestáticas están a menudo sujetas a la variabilidad y al consumo, como consecuencia del uso, del mantenimiento y del lavado, el tapón moldeado e inamovible permite mantener inalterado el nivel de protección del calzado
  • Comodidad: el fuelle está perfectamente incorporado a la suela y es imperceptible durante la colocación y la marcha
  • Seguridad: ¡incluso la posición del fuelle no es accidental! De hecho, se encuentra a la altura del metatarso, que es el punto de mayor contacto entre el pie y el suelo.
  • Rendimiento: esta innovación mejora y estabiliza los valores antiestáticos, otorgando al zueco la propiedad ESD.

Esta tecnología se aplica a la línea de zuecos esterilizables Reposa, que se ha actualizado recientemente, y al zapato ultraligero Reposa Smart, que ya nació bajo el signo de ESD.

Información requerida

    Acepto el tratameinto de los datos personales
    según las normas legislativas sobre la
    utilización de datos personales.
    Los datos indicados con * son obligatorios