El concepto de zueco inteligente es definitivamente de vanguardia.

Pocos fabricantes se han adaptado al cambio o tienen la intención de invertir en esta tecnología.

En el nuevo pliego de condiciones de los hospitales ya se enumera la presencia de un microchip como requisito esencial, por no mencionar las lavanderías industriales que, para destacarse en la eficiencia, han estado gestionando desde hace algún tiempo ropa y sábanas ‘smart’.

Aquí está el turno de calzado. ¡Para ofrecer un servicio inteligente de 360°, también se necesita un zueco inteligente!

Pero qué es exactamente un zueco inteligente? Un zueco sanitaria equipada con un microchip o una etiqueta Rfid o un transpondedor o una etiqueta inteligente (smart label) que lo identifica y rastrea cuando se mueve y se usa.

Por qué insertar un microchip en el zueco?

Mover miles de ropa diariamente entre toallas, sábanas, fundas de almohada, colchas, uniformes y zapatos no es fácil.

Tanto si se gestiona el servicio internamente como si se subcontrata, la industrialización de los procesos implica un manejo ajustado que es muy difícil de gobernar. El inventario manual lleva mucho tiempo, sin mencionar el hecho de que las prendas de vestir son similares y a menudo se confunden, además de que se pierden o se pierden.

La clave de la solución? Identificación automática, es decir, el uso de microchips (o etiquetas inteligentes, según se desee) que permiten identificar cada una de las prendas de vestir de manera única, acelerando así automáticamente la manipulación asociada a todos los procesos de lavado, secado y planchado asociados.

El microchip en el zueco sanitario evita que se pierda y monitoriza el proceso de lavado. Por lo tanto, es una garantía de seguridad e higiene, así como de prevención de residuos.

La adaptación del zócalo sanitario a estos sistemas de lectura y logística inteligente es un imperativo, un signo de “vivacidad” productiva y comercial, de lo contrario quedará excluido de muchos canales de venta en el futuro.

La línea esterilizable Reposa preparada para microchips

Reposa está entre los primeros que han creído e invertido en esta adaptación. Toda su línea esterilizable de alta gama Reposa Max, Reposa Easy y Reposa Safe cuenta con la carcasa interna y externa para la inserción, a petición del cliente, del microchip de trazabilidad.

A diferencia de las prendas de vestir o la ropa interior donde la etiqueta simplemente se cose, aplicar la misma etiqueta dentro de un zócalo de goma impreso como un solo cuerpo requirió un esfuerzo de desarrollo e investigación.

La etiqueta debe ser segura, no removible, protegida durante el lavado y durante el uso. El espacio y el grosor del producto del zócalo es limitado y reducido, mientras que las antenas en uso son cada vez más largas para amplificar el rango de lectura.

Pero no es suficiente para resolver el espacio y la dinámica productiva! También es necesario identificar la frecuencia correcta del microchip (que también afecta a su forma y tamaño), es decir, la que se ajusta a los sistemas de lectura adoptados en las estructuras del destino. Si el microchip tiene una frecuencia que no es compatible, es ilegible o no funciona y por lo tanto es a todos los efectos inútil.

Reposa ha aceptado el desafío!

Qué significa Rfid y dónde se aplica esta tecnología?

RFID son las siglas de Radio-Frequency Identification (en español Identificación por radiofrecuencia). La tecnología Rfid consiste en la etiqueta Rfid aplicada sobre o en el objeto y conectada a una antena que envía las señales.

Clasificación de los sistemas RFID

Las etiquetas de RFID se clasifican normalmente según ciertos parámetros técnicos:

– Según el método de alimentación

RFID pasiva las etiquetas reciben la energía necesaria para operar desde el campo proporcionado por el sistema de lectura, con una distancia de lectura limitada (hasta 10-15m). Un sistema pasivo de RFID puede funcionar en baja frecuencia (LF), alta frecuencia (HF) o muy alta frecuencia (UHF y VHF).

RFID activa las etiquetas son alimentadas por una fuente de energía eléctrica (por ejemplo, baterías de larga duración): cuando son interrogadas por el sistema de lectura, estas etiquetas emiten una señal de radiofrecuencia capaz de propagarse a mayores distancias. Usando una avanzada tecnología de transmisión de radio en la banda UHF, los dispositivos RFID activos transmiten y reciben datos a distancias de más de 100 metros.

– Basado en el procesamiento de los datos almacenados:

El modo de sólo lectura le permite usar la tecnología RFID en lugar del código de barras.

El modo de lectura-escritura permite no sólo una transmisión de información, sino una actualización del microchip. La etiqueta se convierte en un sistema de identificación que puede hacer un seguimiento de la historia de un producto desde la etapa de procesamiento y luego se utiliza interactivamente a lo largo de toda la cadena de suministro hasta la distribución al por menor y, en algunos casos, hasta el consumidor.

Última diversificación: la forma. La etiqueta Rfid puede ser flexible con una forma de tarjeta de crédito, larga y estrecha, botón o

Usos y beneficios de la tecnología RFID

Algunos de los posibles usos de la tecnología Rfid son:

– Logística de almacén_ la identificación de cada contenedor y cada estante del almacén con etiquetas reduce los errores en la recogida y proporciona una identificación fiable del artículo.

– Control de asistencia y acceso_ La RFID es una alternativa válida a las dos tecnologías tradicionales de identificación personal (tarjetas de identificación, insignias, etc.).

– Rastreo de prácticas_ la aplicación de una etiqueta RFID a cada archivo permite automatizar su búsqueda en archivos de papel, registrar automáticamente la recogida/devolución y realizar un seguimiento de los diversos movimientos entre oficinas y almacenes.

– Asistencia y mantenimiento_ con una simple lectura de la etiqueta aplicada directamente en las máquinas que se están atendiendo, será posible obtener el historial de mantenimiento y reparaciones realizadas.

Hay muchos escenarios de aplicación de la RFID en el sector de la salud:

– Seguimiento de la cadena de suministro de medicamentos para garantizar la seguridad de los productos y la lucha contra la falsificación

– La gestión de los almacenes de medicamentos para disponer de información dinámica y en tiempo real, planificar las compras y evitar la reducción de las existencias y la falta de existencias o eliminar los productos caducados

– Seguimiento de instrumentos quirúrgicos, tubos de ensayo, material biológico (por ejemplo, bolsas de sangre), donde la RFID se conecta a menudo a los sensores de temperatura

– Identificación segura y correcta del paciente, asociada con el tratamiento farmacológico pertinente

– Gestión de los suministros y el equipo (analizados en los párrafos anteriores)

Todo ello con el fin de eliminar el error humano y optimizar económicamente los flujos operacionales y logísticos.

Cómo se leen las etiquetas de Rfid?

El equipo más utilizado.

La información contenida en las etiquetas puede ser leída y actualizada con un equipo específico. Para las instalaciones fijas se utilizan las llamadas “puertas”, que no son más que antenas montadas en un marco adecuado para ser colocadas en las zonas por las que pasarán las etiquetas a rastrear.

También hay terminales portátiles capaces de detectar las mismas etiquetas: en este caso el dispositivo es móvil y se presta a ser utilizado sobre el terreno como asistencia técnica o para la gestión de inventarios. Ambos sistemas deben ser conectados correctamente al sistema de información de la compañía.

Para la gestión de los zuecos sanitarios la última evolución es el armario de lectura masiva, que utiliza la tecnología RFID-UHF. Aquí el sistema es capaz de almacenar los movimientos de los zuecos, permitiendo a los operadores conocer la cantidad exacta en el interior.

Información requerida

    Acepto el tratameinto de los datos personales
    según las normas legislativas sobre la
    utilización de datos personales.
    Los datos indicados con * son obligatorios